El día en que la ciencia se reconcilió con la política

La presidenta del Congreso Ana Pastor se comprometió ayer a crear una oficina de asesoría científica antes de acabar la legislatura, en el primer evento de Ciencia en el Parlamento (CeeP) en el Congreso de los Diputados, organizado con el apoyo de FECYT y COTEC. Esta iniciativa ciudadana persigue que el conocimiento científico se tenga en cuenta en las decisiones políticas, tal y como ya pasa en otros países como el Reino Unido.

Durante la jornada maratoniana de ayer en la sala Ernest Lluch de la cámara baja española, los técnicos voluntarios de CeeP llegados desde distintos puntos de la península compartieron con los diputados las evidencias que han recogido durante tres meses en una primera prueba piloto.

Un político afirmó, por su experiencia, que la gente envejece mejor en el medio rural; y un científico le respondió que los estudios no muestran diferencias en el grado de autonomía de la gente mayor que vive en el campo o la ciudad. Esta es la esencia de CeeP: dotar de evidencias científicas a la asamblea legislativa para contribuir a una mejor toma de decisiones en cuestiones como el envejecimiento.

“Nos consta que todos los grupos parlamentarios están muy interesados en que esto sea una realidad”, contó a SINC Andreu Climent, presidente de CeeP e investigador en el Hospital Gregorio Marañón, que ha recordado que la iniciativa ciudadana de CeeP no se transformará en la prometida oficina de asesoría científica, sino que seguirá siendo “un catalizador” para mostrar la utilidad de un organismo de estas características. SEGUIR LEYENDO